Boda en Marbella “Milan y Stephanie”

Boda en Marbella, Hotel Guadalmina Spa & Golf Resort

Nos amamos comenzó él, y nos vamos a casar dijo ella, …. Así narra una leyenda Sioux.

Una apuesto Guerrero y una bella joven Sioux, acudían al brujo de la tribu, este salía a recibirles con su anciana esposa agarrada a su brazo.

– Nos amamos tanto, que tenemos miedo de perder nuestro amor. Necesitamos hacernos un conjuro, un hechizo, un amuleto, para que nuestro amor sea eterno.

El sabio de la tribu sonrió, los miró y se emocionó al verlos tan jóvenes, tan enamorados y tan anhelantes esperando su respuesta. Tras una pausa les encomendó dos tareas casi imposible de cumplir, escalar cada uno de vosotros por separado a las dos montañas mas altas que nos rodean, cuando pasen 3 noches, antes de la luna llena, traer ante mí el Aguila mas vigoroso y la Halcón mas hermosa que podáis capturar solo con vuestras manos,  sin herirla y yo os haré el conjuro.

Pasaron los 3 días y 3 noches, y reunidos ante la tribu la luna iluminaba los cielos, los dos jóvenes mostraron sus hermosos ejemplares vivos ante el anciano.

Y ahora ¿Qué haremos? –preguntó el joven– ¿la sacrificamos y beberemos su sangre? NO, –dijo el viejo– ¿Los cocinaremos y comeremos su carne? – repuso la joven– NO, –repitió el viejo–

Ahora harán lo que yo les diga: tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero. Cuando las hayan anudado bien, suéltenlas y que vuelen libres.

El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron las aves. El águila y el halcón intentaron levantar el vuelo pero sólo consiguieron elevarse unos poco metros y cayeron al suelo… y así estuvieron intentándolo una y otra vez. Unos minutos más tarde, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse sin remedio.

Aquí mi Conjuro , –dijo el viejo sabio- Jamás olviden lo que han visto.

Son ustedes como el águila y el halcón, únanse en matrimonio, vuelen juntos de ahora en adelante, viajen lejos, surquen los cielos y atraviesen océanos, disfruten del viento que los empuja, acompáñense de amigos y familiares, descubran nuevos mundos, asómbrense de la maravillas de la tierra y rían con los pequeños detalles, tienen mucho por delante pero  jamás vuelen atados y su amor será eterno.

 

Fotografia:  Equipo Elegancia Emoción : Miguel Márquez + Sweet love Captadores de emociones + Carmen Kahlo