MENU

Boda en San Fernando. Pablo e Isabel.

Seguramente esta sea de las pocas cosas buenas que me ha traído la pándemia . El aplazamiento de la fecha inicial de la boda de PABLO e ISABEL, hizo que como segunda oportunidad esta vez sí, nuestro calendario marcara como disponible para acompañarlos.

Tengo que reconocer que semanas antes de este día, los meses de confinamiento, la imposibilidad de relacionarnos normalmente, los afectos restringidos, una enfermedad de un familiar cercano y lo complicado del día a día me había llevado a un estado de tristeza y desazón nada agradable. Así que seguramente necesitaba que todo lo que sucedió tras colarme casi sin permiso en aquella pequeña habitación entre alargada de suelos de terrazo y cajoneras compartidas. Un Ventanal dando a la calle hacía al mismo tiempo de entrada de luz, y barrera al exterior con esos barrotes cuadrados de aluminio y persiana troquelada tan de años donde el sol marcaba las horas. Allí donde yo casi no alcanzaba a moverme para captar la foto, 6 camas en litera, para 6 niñas , de las que yo no había visto desde que en esa misma ciudad De San Fernando realizase orgulloso mi servicio militar, la habitación de al lado otras tantas pero para superhéroes.

Allí me dí cuenta, que todo por lo que yo me quejaba, esta familia de 12 hermanos había sabido superar con creces, cada hermano era ayudado por su siguiente, hermanas maquillando a hermanas, desayunos compartidos, corbatas, tirantes, zapatos, vestidos, pamelas, ninguno pedía nada que el mismo no pudiera solucionar, como sabiéndose parte individual de un todo que funcionaba solo si cada uno de ellos se ocupaba de si y de los suyos.

Esta familia, me lleno en unos momentos de tanta energía y bienestar que las fotos parecían surgir de mi cabeza solas, seguramente hubiese necesitado 3 o 4 compañeros en ese pequeño piso para poder captar todo lo que allí sucedió, en el apartamento de Pablo mi compañera Julia Rivas, vivía lo propio tratando también de controlar las emociones.

Os dejamos con algunas de las imágenes, emociones, momentos vividos y sentimientos flotando que tuvimos la suerte de recibir este día. Seguramente y después de que esta profesión me hubiese llevado a fastuos castillos y hoteles de ensuéño, sin duda este ha sido el mayor de los escenarios y lo digo con toda la sinceridad, que jamás haya fotografiado.

Gracias señora Pandemia por llevarme hasta Pablo e Isabel y sus fabulosas familias.

para todas las fotos y descargas este enlace esta disponible , por favor pedir contraseña a los novios

https://miguellopez.smugmug.com/BODAS/BODAS2020/PABLOEISABEL

CERRAR